Parque Nacional Natural La Paya; Maravilla Colombiana


En medio de la selva tropical del bajo Putumayo, una de las regiones más ricas del país, está el Parque Nacional La Paya, una inmensa extensión de selvas e intrincados ríos que albergan grandes cantidades de especies, tanto de flora como de fauna, y es el lugar de habitación de no menos de diez grupos indígenas. Sus bosques se extienden a lo largo de un amplio trayecto de los ríos Caquetá y Putumayo, dos de las principales vías de comunicación de esa región del país.

El Parque Nacional Natural La Paya, se encuentra localizado en el departamento del Putumayo, municipio de Leguizamo, al sur de Colombia, en los límites con Ecuador y Perú. Fue declarado mediante el Acuerdo 015 de abril 25 de 1984, y aprobado mediante la resolución ejecutiva N° 160 del 24 de agosto de 1984.

Parques Nacionales Naturales de Colombia
Al área protegida se le dio el nombre de uno de sus lugares más representativos, la Laguna La Apaya o La Paya, humedal de 3.000 hectáreas de extensión. Dentro de las 422.000 hectáreas que comprende el Parque se localizan nacimientos de agua, bosques, áreas de pantano, zonas inundables, entre otros.

El Espectador.com Blog
El PNN La Paya es uno de los sitios de mayor importancia de fauna amazónica, debido a su historia geológica y por la presencia de varios endemismos. A la fecha no se cuenta con inventarios actualizados de los diferentes grupos, sin embargo, la estrecha relación de la naturaleza con los usos y costumbres de cada pueblo indígena ha conllevado al reconocimiento de algunas especies que reflejan la biodiversidad del área, destacando especies de mamíferos como la danta “Tapirus terrestres”, la boruga “Agouti paca”, el delfín rosado o bufeo “Inia geoffrensis y Sotalia fluviatilis”, el cerrillo “Pecari tajacu” y el puerco de monte “Tayassu pecari”; reptiles como la charapa “Podocnemis expanda” y el caimán negro “Melanosuchus níger”; peces como el pirarucu “Arapaima gigas”, la arawana “osteoglosum bicirrhosum” y una gran variedad en peces ornamentales; además de  una amplia presencia de aves como lo son las guacamayas “Ara macao”, picones “Ramphastos sulphuratus” y Águila arpia “Harpia harpyja”.

Parques Nacionales Naturales de Colombia
En el Parque Nacional Natural la Paya encontramos una excepcional riqueza vegetal propia de la amazonía colombiana, por los diferentes tipos de bosques que componen sus ecosistemas. Las especies vegetales que se consideran más importantes por su grado de amenaza o vulnerabilidad, además de su importancia como oferta de madera, alimento, medicina o materia prima para artesanías usadas por los pueblos indígenas que habitan el área protegida son: el palmito “Euterpe oleracea”, el asaí “Euterpe predatoria”, canagucha “Mauritia flexuosa”, chambira “Astrocaryum chambira”, milpesos “Oenocarpus bataua”, la uva caimarona “Maclenia rupestres”, la macoubea “Macouvea guianensis”, el icaco “Chrysobalanus icaco”, la platonia “Platonia insignes” , el noli “Elaeis oleifera” y el arazá “Eugenia stipitata”, el cedro “Cedrela sp.” y el granadillo “Platymiscium sculatum”, Ceiba “Ceiba pentandra”, Hachapo “Pithecellobium cateniformis”, Tara “Simaoruba glauca”.

Pero aunque el Parque La Paya es un área protegida, algunos ecosistemas se encuentran en peligro, debido en gran medida, a la colonización que se ha adelantado en toda la zona, donde se realiza agricultura de subsistencia, extracción de maderas y ganadería. 

El Parque Nacional Natural La Paya es el único lugar en la tierra donde comparten un mismo territorio los pueblos Siona (resguardo del Hacha y Bajo Casacunte dentro del Parque La Paya), Murui (resguardos de Lagarto Cocha, Tukunare, Jiri jirí y Aguas Negras), Kichwa (resguardos de Cecilia Cocha, La Perecera y La Apaya) y Coreguaje (resguardo de Consará y en el asentamiento de Becocha Guajira). La presencia de estos pueblos indígenas es una situación especial para el manejo del Parque, pues implica considerar la forma particular que tienen cada uno de ellos de entender, usar y manejar el territorio desde su pensamiento y cultura propia.

Parques Nacionales Naturales de Colombia
El Parque Nacional Natural La Paya se puede visitar con fines ecoturísticos,  pero este no cuenta con infraestructura, por lo que se puede pernoctar en Puerto Leguízamo; donde hay hospedajes y restaurantes. Algunas zonas de las orillas del río Caquetá se pueden habilitar para acampar. Hay una cabaña del Ministerio del Medio Ambiente a orillas del río Caucayá y sobre el río Putumayo al lado de la Nuava Paya. Algunas veces se puede conseguir pescado y yuca con los indígenas de la zona.

Recomendaciones; ■ Vacunarse contra fiebre amarilla y tétano ■ Llevar botiquín de primeros auxilios que incluya suero antiofídico polivalente, antidiarréico y medicamentos contra amebiasis ■ Además llevar botas de caucho, ropa de algodón, camisas de manga larga, impermeable, linterna, sombrero, protector solar, repelente contra insectos, toldillo, y saco de dormir o hamaca ■ Y no olvide, no deje basura y no contamine las fuentes de agua así como no destruya la naturaleza.
Fuentes; Parques Nacionales, Blog - El Turismo en Colombia, Blog - Patrimonio Cultural, Colparques

Parque Nacional Natural La paya - Puerto Leguizamo Putumayo – Colombia; Manuel Andrés Peréz Ríos


Dale Compartir en tu Facebook para que tus amigos conozcan información interesante de nuestro país

Nota: Les invitamos cordialmente a proponernos que colombianos o sitios de nuestro país podemos resaltar en este blog, pues nuestro interés es dar a conocer las bellezas naturales de nuestro país y las personas que nos hacen sentir orgullosos de ser colombianos.
Tus sugerencias nos las puedes hacer llegar al Formulario de contacto o al correo melanimsas@gmail.com

Manuel Zapata Olivella; Literatura Colombiana


Manuel Zapata Olivella, nace en Santa Cruz, Lorica (Córdoba), el 17 de marzo de 1920 y muere en Bogotá, el 19 de noviembre de 2004.  Fue uno de los afrocolombianos más destacados del siglo XX. Su madre fue una mestiza, hija de una india y de un catalán, y su padre un liberal convencido y muy culto. Cuando su familia se trasladó a Cartagena, siendo él todavía muy niño, entró de lleno en contacto con la cultura negra. Desde muy joven comenzó a escribir en el periódico El Fígaro y en las revistas Estampa de Bogotá, Cromos, Sábado y Suplemento Literario de El Tiempo.

Zapata Olivella, fue médico, antropólogo, folclorista y escritor. Desde 1966, cuando fundó la revista “Letras Nacionales”, Manuel se propuso inventariar,  por períodos y temas, a la literatura colombiana. Le abrió generosamente sus puertas a una nueva generación de escritores, posterior a García Márquez, de la que hacía parte Germán Espinosa, Darío Ruiz Gómez, Roberto Burgos Cantor, Policarpo Varón, Umberto Valverde, Ricardo Cano Gaviria y Alberto Duque López, entre otros. Y fue la generosidad el rasgo distintivo de esa personalidad ciclópea, avasalladora, vertiginosa: nunca descansaba.

Centro Cultural Nuevo Latir - blogspot
Durante veinte años investigó para su novela central “Changó, el gran putas” (1983), cuya solución poética encontró, luego de pasar una noche desnudo en una de las oscuras y sofocantes bóvedas de la fortaleza de la isla Goré, prisión de Senegal, en la cual eran recluidos los africanos cazados, antes de su traslado en barcos al Nuevo Mundo, narrando sus orígenes en África, las historias de los negros cimarrones en Cartagena y la independencia de Haití, hasta llegar a la lucha contra la segregación en Estados Unidos.

Grupo Sociable Blogspot
Esta novela y gran epopeya de los Afroamericanos, es un inmenso fresco que cubre quinientos años de historia, para la cual Zapata recurrió a lo que denominó “realismo mítico”. Da cuenta de los dioses tutelares y cosmovisión de la religión yoruba, incorpora proverbios, trabalenguas, cuentos de hadas y canciones de la tradición africana. Recorre las hazañas de los héroes negros en las revoluciones americanas. Zapata demuestra que los negros nunca impusieron nada a nadie, más bien contagiaron su baile, sensualidad, comida, lenguaje.

Dentro de su creatividad literaria que cabe destacar “Tierra mojada” (1947) y “Calle 10” (1960), de carácter positivista y objetivo. La problemática mitificada de los negros de América, es abordada en “Chambacú, corral de negros” (1963, obra laureada por la Casa de las Américas), “En Chimá nace un santo” (1963), llevada al cine con el título “Santo en rebelión”.

Además de las ya mencionadas, escribió las novelas “Pasión vagabunda” (1948), “Detrás del rostro” (Premio Esso, 1962) y “El fusilamiento del diablo”, basada en los hechos históricos del fusilamiento de Saturio Valencia Carabalí, en Quibdó. De su pluma proceden también los dramas “Los pasos del indio” (1960), “Caronte liberado” (1961), “Hotel de vagabundos” (1954), “El retorno de Caín” (1962), “Tres veces la libertad y Malonga el liberto”. Entre sus libros de cuentos cabe recordar “China 6 a.m.” (1954), “Cuentos de muerte y libertad” (1961), “El cirujano de la selva” (1962) y “¿Quién dio el fusil a Oswald?” (1967).

Musical Afrolatino - Delegación Folklórica Colombiana
dirigida por los hermanos
Delia y Manuel Zapata Olivella (1956)
Con su hermana Delia, también destacada folclorista y bailarina, fundó en Cartagena en 1952, un grupo de danzas folclóricas con el cual hizo giras por Colombia y el exterior. Fue cónsul de Colombia en Trinidad y Tobago. A lo largo de sus viajes por Centroamérica, México y Estados Unidos, observaba e investigaba sobre la cultura negra y el trato que los negros recibían en el país del norte. En 2002 recibió el Premio a la Vida y Obra del Ministerio de Cultura de Colombia.

Zapata Olivella, por su obra literaria recibió varios premios entre los que se destacan: En 1988, el Premio Nuevos Derechos Humanos de París; Premio “Francisco Matarazzo Sobrinho”, del Brasil, por su novela saga “Changó el gran putas”, distinción que también recibió Jorge Luis Borges años atrás; Premio Nacional Vida y Obra, por sus aportes literarias, el cual le fue concedido en el 2002; En 1963,Premio Casa de las Américas, por su novela “Chambacú, corral de negros”; Premio ”Esso” de Novela por su libro Detrás del rostro, entre otros.

Fuentes; BanRepCultural, Biografías y Vidas, Historias de Personajes Afro, El Espectador, El Tiempo, Ministerio de Cultura, Manuel Zapata Olivella; su vida y su obra, por José Luis Días-Granados

El Caribe en el Bicentenario - Manuel Zapata Olivella; elpimentonrojo


Dale Compartir en tu Facebook para que tus amigos conozcan información interesante de nuestro país

Nota: Les invitamos cordialmente a proponernos que colombianos o sitios de nuestro país podemos resaltar en este blog, pues nuestro interés es dar a conocer las bellezas naturales de nuestro país y las personas que nos hacen sentir orgullosos de ser colombianos.
Tus sugerencias nos las puedes hacer llegar al Formulario de contacto o al correo melanimsas@gmail.com